Desayuno

Nuestro horario de desayunos es:

  • De 7:30 a 12:30

Consulte nuestras ofertas diarias.

Almuerzo

Menús diarios con productos de calidad y equilibrados.

Carta

Nuestra cocina es Catalana y de mercado, con un gran respeto por la cocina tradicional pero sin ignorar las nuevas corrientes gastronómicas.

Vinos

Nuestra bodega posee una selección de vinos de las D.O. Penedés, Rioja, Ribera del Duero, Alto Aragón, Ampurdán, y muchas otras mas.

¿Quienes Somos?

Artículo publicado en la revista Barcelona Prestige

En el emblemático Paralelo, cercano a la fuentes luminosas de Monjuïc, encontramos el restaurante Arànega al mando de un experto cocinero, con 41 años de andadura entre los más afamados restaurantes de la ciudad. Desde hace 14 años nos ofrece, una cocina tradicional con acertadas incuriones en la cocina vanguardista: queso provolone a la plancha con salteado de setas y jamón ibérico, erizos de mar gratinados, paella de pescado y marisco, buñuelos de trinxat con crujiente de panceta y crema de butifarra del Perol, este plato de creación propia. Exelentes postres caseros como la tarta de manzana caliente con natilla, el brownie de chocolate con nueces y helado, el delicioso pudding de ensaimada y como no, la afamada crema catalana que elaboran el este restaurante. Durante su visita turística por la zona del Paralelo, no deje de visitar la terraza de Arànega y probar sus exquisitas 31 tapas y aperivitos. A destacar las patatas bravas con esa salsa que Pere, el propietario, nunca nos revela, los calamares a la romana con esa massa que elaboran tan crujiente, el lacón con cachelos, las empanadillas de atún y esos extraordinarios boquerones en vinagre junto con las anchoas del Cantábrico que incitan maridarlos con una copa de vino de la casa o un vermut.

Un restaurante de toda la vida

Publicado en La Guía Del Ocio

Arànega ofrece sabrosas tentaciones acompañadas de unos vinos que cuadran a la perfección con este restaurante popular.
Me gustan los restaurantes de barrio que llevan muchos años abiertos. Con el nombre de Pineda, en los años 50 se inauguró una casa de comidas que desde hace catorze es propiedad de un cocinero que ha sabido mantener esa suma de detalles que hacen popular un establecimiento, dándole un aire que permite la comparación con los otros restaurantes que gustaban a Simenon. Un bar de toda la vida, a la izquierda, con su barra y altillo, es el primer mensaje visual que recibirá el visitante que seguro habrá apreciado que a la derecha existe un ventanal en el que se lee, con letras de nuevo diseño, el nombre de Arànega. Entrar por el bar de siempre nos pone en contacto con los paneles de tapas de toda la vida. No faltan las patatas bravas, las croquetas, unos calamares a la romana difíciles de igualar y unos erizos de mar que desde hace tres años elabora este cocinero. Un jamón al final de la barra es otro punto de sustento para aquel que inicie una aventura que le llevará a cruzar un pasillo decorado con los títulos del chef, y que lleva a un comedor privado, con un punto algo secreto, silencioso, lejano al bullicio del bar y de su altillo. Un restaurante popular de verdad ha de tener un menú como Dios manda. De acuerdo que en la carta de Arànega hay platos tentadores, tanto que estre cronista se decidió por ellos. Pero un menú a 11 euros y pico, con una sopa de cebolla gratinada, unas galtas de ibérico rustidas, una ensalada templada de queso de cabra, un suquet de bacalao con mejillones de roca y arróz con leche como el que hacia mi madre, entre otras elecciones, es una elección muy seria. Tanto es así que he decidido volver a esta casa, porque en mi primera visita ha sido sustituida por un trinxat de patata, col y panceta a la brasa muy bien elaborada, de esos que permiten recuperar la salud y observar el futuro con otros ojos. Otras sabrosas tentaciones aparecían en forma de fideos con alemjas, o com una xatonada, que puede ser la primera de la temporada. Si no se deciden por el menú, es evidente que me he quedado con ganas de una buena sopa de cebolla que tiene fama en esta casa, hagan como el autor y comprueben rápidamente si tienen día carnívoro, de espaldita de cabrito asado, o estofado de rabo de toro al estilo de la casa con cebollitas de platillo, patatas y champiñones como guarnición, o de pescado, porque en esta casa tiene fama el bacalao, que se presenta en cuatro recetas, y al pil-pil en las fechas que señala la carta. Mi segundo, ha sido un bacalao con samfaina, jugoso y con su punto justo de sal, que ha dejado para otra ocasión el solomillo de ternera con foie de pato y reducción de oporto. Atención también a los vinos de reserva de la casa, expuestos en una carta sencilla pero bien elaborada, con una Yllera, un Viña Ardanza y un Viña Tondonia que cuadran a la perfección con esta dirección que dan ganas de mantener el secreto.


Buenos amigos y buena mesa

Opiniones de Clientes

Si ha quedado satisfecho con su visita a Arànega, no dude en comentar en cuaquiera de las páginas de reserva de restaurante siguientes.

Platos

Una pequeña muestra de los platos que podrá encontrar en Arànega.

Menús

Menús especiales para grupos.

Menú Para Grupos

1

Menú Para Grupos

2

Menú Para Grupos

3

Menú Para Grupos

4

Contacto

Todas las reservas hechas a traves de esta web tendrán un
  10% de descuento!!!  

en comidas y cenas de la carta.
Para menús del día
  5% de descuento!!!  

en todas las reservas hechas a través de esta web.
*Promoción no válida en los menús para grupos

Información

Arànega Restaurante - Bar - Tapas
Cocina Catalana de Mercado

Av. Paralel 188
Barcelona, 08015

Reservas fijo:
93.325.63.07
Reservas móvil:
+34-606.43.67.50





Reservas por correo electrónico